Soluciones Legales

noviembre 09, 2020

No olvides esto al declarar impuestos en tu empresa

Gabriela Benitez Lectura de 3min
Compartir:

El pago de impuestos es una obligación para todo quien tiene un negocio funcionando en Colombia y el no hacerlo trae como consecuencia la aplicación de sanciones que incluso pueden llevar a prisión. ¿Cómo cumplir con esto en tiempo y forma? Sigue leyendo este blog para enterarte.

Ahora te decimos cómo prepararte para que este proceso ante la DIAN (Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales) sea algo fácil.

Conoce los impuestos a pagar

¿Sabías que Colombia es el 6º país del mundo que más paga impuestos? Así es, las empresas destinan 33% de todo lo que ganan en el año al pago de impuestos, señala el ranking de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) que presenta la revista Dinero.com. ¿La razón? La lista de obligaciones tributarias es algo larga y sus porcentajes muy variados.

Así que para que la conozcas y no se te pase nada, a continuación te compartimos todas las cargas fiscales que tu negocio tiene la responsabilidad de pagar, según explica el portal financiero de Rankia:

  • Impuesto de renta.
  • Impuesto al Valor Agregado (IVA).
  • Retención en la Fuente.
  • Impuesto de Industria y Comercio (ICA).
  • Impuesto al Patrimonio.
  • Gravamen a los Movimientos Financieros.

Paga dentro del plazo establecido

Pagar los impuestos de tu empresa dentro de la fecha límite establecida es otro aspecto que no puedes pasar por alto llegado el momento. Si lo haces fuera de tiempo, te conviertes en acreedor de multas equivalentes a un porcentaje del total del impuesto a cargo, es decir, acumulas intereses por mora y terminas pagando de más.

Así que para que tengas muy en cuenta las fechas y no las olvides, ni se te traspapelen, lo mejor es que revises constantemente el calendario tributario oficial publicado por la DIAN, donde se estipulan los plazos para presentar tus declaraciones y pagar.

Ten cuidado con las inexactitudes

Debes estar consciente que la declaración de impuestos es una tarea que no puede dejarse en manos de cualquiera, pues de cometer errores en las cifras o caer en inexactitudes en los montos, puedes meterte en serios problemas con la DIAN.

En este sentido, si por ahora eres tú mismo quien se encarga de esta tarea, actúa con ética, ten mucho cuidado con el proceso y mantente informado de todo lo que involucra.

Asimismo, ten presente que siempre puedes recurrir a la asesoría y ayuda de un contador público, un profesional idóneo que gracias a su formación académica y experiencia es capaz de cumplir a cabalidad con los requerimientos contables y tributarios al presentar una declaración, esto según destaca Hugo Francisco Ospina, presidente del Instituto Nacional de Contadores Públicos de Colombia (Incp) para el diario La República.

Contempla las facilidades de pago

Aunque lo ideal es que siempre estés al día en tu declaración de impuestos, si por alguna razón te retrasas, como contribuyente tienes la opción de solicitar a la DIAN un plazo para el pago de tus obligaciones tributarias pendientes (solo aplica para impuesto de renta y complementarios, e IVA), según señala la página oficial del organismo.

Para solicitarlo debes dirigirte a la DIAN a la que pertenezcas según tu RUT y radicar una solicitud de “Facilidad de Pago” junto con los documentos requeridos para realizar el trámite, después solo deberás esperar 10 días hábiles para obtener respuesta, pues al tratarse de mora en tus obligaciones tributarias, existe la posibilidad de que no se te de. Todo dependerá de la facultad discrecional de la administración.

Sé consciente de las sanciones

A lo largo de este artículo hemos mencionado que existen sanciones por hacer mal las cosas durante el cumplimiento de tus obligaciones tributarias pero… ¿cuáles son estas?

De acuerdo a lo que establece el Estatuto Tributario Nacional a partir de su artículo 641, las sanciones impuestas por la DIAN a las personas que de alguna u otra forma incumplan con sus declaraciones tributarias son las relacionadas a:

  • Extemporaneidad por presentar y pagar impuestos fuera de tiempo.
  • Omisión o inexistencia de la declaración.
  • Corrección de la declaración por montos que por alguna u otra razón son errados.
  • Corrección aritmética cuando resulte un valor mayor a pagar o un menor saldo a favor.
  • Rechazo o disminución de las pérdidas fiscales declaradas.
  • Omisión de activos o pasivos inexistentes.
  • Uso fraudulento de cédulas en las informaciones tributarias.
  • No informar la dirección.
  • No informar la actividad económica.

¡Comprométete con tus impuestos!

Ahora que ya conoces un poco más sobre todo lo que implica el pago de impuestos, no permitas que se te escape nada y haz tu ejercicio tributario cumpliendo todos los requisitos mencionados. Con esta información a tu disposición, podrás comprobar que no es tan engorroso ni estresante como tal vez consideras, así que ¡aprovéchala!

Sigue un protocolo estricto para justificar legalmente el despido de los trabajadores que cometen faltas en tu empresa

Gabriela Benitez

Déjanos tu comentario


Suscríbete para estar siempre informado


SUSCRIBIRME